Avisar de contenido inadecuado

Sombrero Rosa

{
}

SOMBRERO ROSA

POR: MARO

Una playa solitaria se expande en el horizonte. Después de un largo caminar subí una
duna de arena, matizada de dorada por los rayos del sol de la mañana. Aquí espero no
ser molestado, caí rendido. Los rayos del sol en lo alto me despiertan; aún despabilado
contemplo el horizonte. El sol luce majestuoso y la suave brisa calma un poco el intenso
calor. De vez en cuando unas gaviotas surcan los aires.

Desde donde estoy miro el entorno perfectamente. Durante un buen rato no cambio de
posición relajándome. Mire la vereda por donde llegué y descubrí allá a lo lejos
levantando nubes de polvo, algo inverosímil ¡un carruaje! que se dirige a la playa. El
cochero salta a tierra, abre la puerta y descienden un hombre y una mujer. La pareja
tomados de la mano avanza hacia la orilla de la playa, se notan felices. El conductor
sube de nuevo al carruaje y los caballos parten veloces.

A la distancia, distingo claramente que la mujer lleva puesto un sombrero rosa de ala
ancha. Los observo con curiosidad. El hombre la toma del talle y la besa, caen en la
arena, y siguen besándose. Poco a poco, le va despojando de su largo vestido de
varillas y de sus demás prendas, hasta quedar únicamente con su ropa intima. Incomodo
desvío mi mirada hacia el horizonte y noto que el cielo se ha cubierto de nubes negras
amenazadoras.

En un santiamén el viento va tomando fuerza y las olas del mar se vuelven más violentas.
Dirijo mi mirada a la pareja, justo en el momento en que se encaminan al mar. En la orilla
se detienen y se dan otro largo beso. Entonces la mujer corre por la playa, el hombre la
corretea, desbordan felicidad, hasta mis oídos llegan las risas de ambos. La mujer
escapa de sus brazos y se mete al mar… justo en el momento que un relámpago cruza el
cielo y el viento se desata con fuerza. La imprevista tormenta hace que decida buscar
refugio. Antes de marcharme, noto que el hombre se pasea nervioso por la orilla del agua,
y escucho sus gritos llamando a su amada, pero está en lugar de acercarse a la playa se
mete más; mar adentro.

El hombre decide meterse al agua para buscar a la mujer, para este momento el mar es
un bastión de olas muy altas. Corrí hacia el hombre, mientras grandes gotas de lluvia
golpean mi rostro y el fuerte viento me impide bajar con destreza. Al llegar a la orilla una
espesa bruma cubre el entorno. La semioscuridad de pronto ha ganado terreno. Apenas
percibo la silueta del hombre como 5 metros delante de mí, mar adentro. El viento mitiga
sus gritos, que desesperado manotea y golpea con furia la superficie del mar. Se nota
enloquecido. Contagiado por su profundo pesar avanzo hacia él. Mientras camino por el
agua, las enormes olas dificultan mi movilidad.

El agua salada al caer en mi rostro me ciega, pero aún así avance decidido a ayudar al
hombre. Apenas lo distinguí entre la bruma y vi que permanecía estático, callado, inerme
quizá por el terror y la impotencia de no encontrar a su amada.
Cuando estoy junto a él; estire la mano para tocarlo, haciendo un gran esfuerzo me aferro
a su hombro, justo en ese momento una gran ola dio de lleno en mi rostro cegándome,
pero a pesar de esto; no impidió que me sujetará con firmeza del hombre... o lo que
parecía ser un hombre… en realidad estaba sujetado de un tronco. Desconcertado mire a
mí alrededor buscándolo pero no había nadie.

Confundido busque todavía un buen rato algún indicio de la pareja, pero no había nada.
Cansado salí del mar, justo en el momento en que dejo de llover y el viento ceso su furia.
Rendido caí en la arena, mi mente bloqueada por el extraño suceso, piensa que todo es
un sueño o una especie de alucinación. El sol volvió a salir de entre las nubes y, el mar
poco a poco recobro la calma. Las gaviotas volvieron a surcar los aires. Me levanté y
mire mar adentro, buscando los cuerpos.

Pensando que desvariaba decidí retirarme del
lugar, apenas había caminado unos 30 metros, cuando descubrí una cinta que sobresale
de la arena… tire de ella y surgió un viejo sombrero rosa de ala ancha.

{
}
{
}

Deja tu comentario Sombrero Rosa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre