Avisar de contenido inadecuado

Nagual

{
}

Nagual

NAHUAL
Por: MARO
La palabra náhuatl es nahualli, que significa “lo que es mi vestidura o piel” y se refiere a la
habilidad del nahual de transformarse en una criatura mitad hombre, mitad animal
(tecolote, jaguar, águila, coyote). Para los pueblos prehispánicos, el nahualli era uno de
los hechiceros llamados tlacatecolotl, u “hombres búhos”, lo cual indica que solo
aparecían de noche.
Para los mexicas los nahuales eran protegidos por Tezcatlipoca, el Señor de la Noche.
La leyenda contaba que un nahual podía desprenderse de su piel y transformarse en una
de estas criaturas. Tal es el caso de leyendas coloniales en las que algunos cazadores
mexicas y españoles decían que durante la noche habían matado a un animal y al
amanecer el cadáver se había transformado en el de un hombre.
Siguiendo con esta alegoría, el hombre común insertado en el mundo material; que está
dormido, que vive de ilusiones y es guiado por las ideas impuestas no puede trascender
en sí mismo. Este ser salvaje dopado que difícilmente verá la realidad, vaga errante sin la
fuerza del espíritu. Por eso sucumbe a los vicios y por esto a este ente le acarrea
tragedias. Al vivir solo para la materia (tonal) los objetos mismos le traen fascinación y al
no conseguirlos, cegados por la avaricia, por las banalidades, caen en la infelicidad, en la
frustración.
Valga lo anterior para referirme como en la masonería los candidatos que desean ingresar
a ella, se presentan con todos sus vicios profanos, y es mediante estas entrevistas que se
dan cuenta que viven una vida llena de vicios, de apegos arraigados, sembrados por el
Estado, la sociedad, las iglesias, así su mundo son ideas repetidas. Se dan cuenta que
tienen pensamientos impuestos, hablan a base de puros clichés. Son repetidores
dogmaticos. Tienen insertado el chip de los mecánicos, de los robots, de los Zombies,
pero no lo saben. No se dan cuenta, es normal. Pero hubo en algunos algo que sería la
revelación de su espíritu. Un espíritu que no está dormido, si no ignorado, y que en el
fondo muy en el fondo lucha por hacerse presente…Un espíritu que está al acecho de
despertar al guerrero dormido dentro de uno. Diría Juan Matus que está al acecho, de tal
manera que los profanos no se dan cuenta de esto. Millones morirán sin darse cuenta.
Unos pocos serán los elegidos.
No importa si el candidato a la masonería es un flamante filósofo, psicólogo, antropólogo,
abogado, medico, químico, físico, etc.… todos están dormidos. De alguna manera
empiezan a despertar, cuando buscan quien los guie. Digamos que una manera de
entender esta idea en forma simple, es saber que el tonal es el mundo de todos los días
en los que vive el profano y el nahual es el mundo mágico, donde vive el que busca la luz.
El nahualli, un ser tangible que se encontraba íntimamente ligado a la vida, la
personalidad y el destino del ser humano; en las fuentes antiguas, ésta es la forma
adoptada por ciertos especialistas rituales –llamados hombres-nahualli– durante su
transformación. Es decir es un ser oculto, escondido, que sabe usar un disfraz. EL nahual
entonces sabe distinguirse de los demás, por el propio dominio que ya tiene de sí mismo.
El nahual, nahualli o nagual, es un ser que tiene la facultad de transformarse así mismo,
pero la literatura o conocimientos que se dicen de este ser, es que se convierte en un
animal. De esta manera la brujería, el chamanismo generan la idea popular de este ser
mágico que aliado a las fuerzas del mal puede convertirse en un perro, en un lobo. Y por esto en el fondo el pueblo le tiene miedo a los nahuales (así mismo) porque creé que
están aliados con el demonio. Sin saber que solo son hombres de conocimiento y que por
supuesto la idea de convertirse en un animal solo es simbolismo puro. Jesús era tonal y
se volvió nahualli al convertirse en sí mismo a Jesucristo.
Es entonces que la transformación de un hombre ordinario dominado por el tonal al pasar
a nahual donde se domina así mismo, hace posible la ascensión de la conciencia.
Pertenecer a un linaje donde muy pocos logran la resurrección de sí mismos. Morir para
los vicios e ideas impuestas para renacer en un Hermes Trismegisto. De alguna manera
el nahual es todo lo contrario a la materialidad, es decir es un campo de múltiples
posibilidades que es lo que los brujos exploran intentando no fijar su atención en lo que
ellos llaman el tonal. De esa manera intentan no sólo ver el mundo como energía sino
interactuar con ella en forma mágica. Al subir la conciencia por ende se eleva la
espiritualidad. Esto lo convierte en un ser muy peligroso para los hacedores de Zombies,
por ejemplo La Santa Inquisición persiguió a los nahuales (hombres de conocimiento)
durante mucho tiempo.


Al romper las cadenas que nos atan a la materia, se logra la liberación del espíritu, y se
logra matar a la esfinge. El EGO es entonces controlado. Lo verdaderamente difícil es la
transmutación, el hacerlo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Nagual

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre